Hotels: Cargando el buscador

.  
.

Flights: Cargando el buscador

 

Flight + Hotel: Cargando el buscador

 

Cars: Cargando el buscador

Pick up date and time
Sat 29 Feb
Return date and time
Sun 1 Mar

Marruecos, arte de vivir

Marruecos es un país milenario, heredero de siglos de tradición. Sin embargo, en el Reino no hay nada prefijado. Su cultura está viva y la encarnan día tras día los pequeños gestos cotidianos, las fiestas, los rituales y las costumbres. Alójate un tiempo allí e imprégnate de su paz y su arte de vivir. Lo mejor es que te pasees por las ciudades y los pueblos, entre las callejuelas estrechas de sus cascos antiguos. Así estarás muy cerca de la gente y podrás hacer intercambios con ellos. Seguro que algún marroquí te invita a compartir un té verde con menta: allí todo es ceremonioso y reina la hospitalidad. También podrás descubrir toda una serie de costumbres. Marruecos y sus habitantes evolucionan al ritmo del arte de vivir mediterráneo reconocido por la UNESCO, un conjunto de prácticas, platos o símbolos que forman parte de su día a día y que te encantarán.
  • Tour por la ciudades imperiales

    Las ciudades imperiales: su historia y sus monumentos milenarios, patrimonio de las gloriosas dinastías que han pasado por allí. Embárcate en un circuito de siete días y descubre todos sus encantos y misterios. De etapa en etapa, visitarás cuatro de las ciudades más bonitas de Marruecos.

  • Marrakech, una cultura que nunca duerme

    Marrakech es un patrimonio, una ciudad con una historia milenaria. Sin embargo, no te encontrarás nada fijo o petrificado. Enseguida te darás cuenta de que es un punto de encuentro donde comer, beber, disfrutar de las delicias de la cocina local, cantar, y, en general, todo lo típico de la cultura marroquí popular.

  • Desierto y aventura

    Marruecos recibe el sobrenombre de país de las dunas por algo: sus extensiones desérticas son propicias para la formación de unas dunas desérticas que hacen que una parte del paisaje marroquí sea tan atípica. Tu aventura comenzará por el lado de Zagora, que se encuentra a las puertas del Sahara; rodeado por un palmeral y dominado por un macizo rocoso, el entorno es, sencillamente, espléndido.

  • Recargar pilas

    Debido a su ubicación geográfica y a su clima, Marruecos es una tierra que aprovecha las propiedades del agua con sus diversos spas, centros de talasoterapia, termas o balnearios. Allí podrás recibir tratamientos o simplemente relajarte. El tratamiento de bienestar más típico es el hammam, donde se te exfoliará y masajeará el cuerpo.

  • Gastronomía

    Las mil y una delicias de Marruecos ¡Marruecos es un país de buen vivir y con unos deliciosos manjares! La cocina, rica y cálida, se inspira en todas las delicias de Oriente. Ésta se caracteriza por el uso de las especias como el cilantro, el azafrán o el comino que realzan sus platos con un toque picante de excelente sabor.